4 de desembre de 2014

DIY PESEBRES CON NIÑOS

De pequeña tuve la suerte de tener a mi lado a alguien que intentaba, a pesar de mis muchas negativas y perezas, sacar mi lado creativo. Por eso siempre que pienso en de dónde salen mis aficiones artísticas, por llamarlas de alguna forma, me viene a la mente mi hermana. Claro que esas cosas también las lleva uno dentro, pero siempre es mucho mejor si te ayudan a sacarlo. Así que hoy el post de pesebres se lo dedico a ella, por los que me animó a hacer y por los que haremos, porque yo ya me incluyo, en un futuro con los peques de la casa.

Somos de las que pensamos que los niños aprenden jugando y divirtiéndose y que es super importante estimular su lado creativo. Por esa razón, más allá de montar un pesebre con figuritas compradas, que eso en casa ya lo hace la abuela, a nosotras nos gusta crearlo desde cero.

Por eso hoy os traigo varias opciones de pesebres para hacer con niños. Todas super creativas y algunas incluso ecológicas, porque son una forma perfecta de darle un nuevo uso a cosas que acabarían en la basura.

CAJAS DE CERILLAS

Ya veis que las cajas de cerillas dan mucho juego. Podéis forrarlas y pintar encima o dibujar y luego pegarlo, así podéis hacer que sobresalga alguna parte, como en la foto.


MADERA

Podéis comprar figuras de madera con la forma de Jesus, María y José o podéis comprar unas piezas sin tallar y pintarlas dándoles vida, como las que veis abajo.


PIEDRAS


Tan simple como ir al campo o a la playa y recoger unas cuantas piedras. El tamaño es super importante, la grande para José, la mediana para María y la más pequeñita para el niño. Solo faltará pintarlas al gusto. Podéis ponerlas sobre musgo y quedará como si hubiesen brotado de él.



PINTURA

Recuerdo un pesebre que hice un año que me puse muy perezosa y mi hermana en el último momento me animó a hacer uno dibujado. Dibujé los personajes en folios, los recorté y los pegamos en la pared. Es muy sencillo y rápido, pero queda muy divertido.


TAPONES DE CAVA O VINO

Uno como este también lo hice un año. Quedan muy graciosos por el tamaño tan pequeño que tienen.

Fotografías vía Pinterest

CARTÓN ROLLO DE PAPEL DE WC

Los tapones del anterior pesebre quizás son un poquito más lentos de conseguir, sobre todo si en casa no bebéis vino o cava, pero de estos seguro que tenemos todos en casa.
Es el pesebre que más ilusión me hace enseñaros, porque es el que hice yo con ocho años y la que asoma por ahí soy yo. Dibujé sobre los cartoncillos, les pegué algodón a las ovejas, hicimos un cielo con cartulina y tizas, un rio de papel de plata y una casita de cartón, ¡con luz y todo!


¿Qué os parece la idea de crear un pesebre con los peques? ¡Seguro que se lo pasan genial!

8 comentaris:

  1. ¡Aish por Dios! ¡Qué voy a llorar! Un post dedicado a mí recordando aquellos maravillosos años en que te apretaba para que creases el pesebre ¡hahaha! Que ganas de poder apretar a Alexandra, verdad? ;D

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si!! Hihi A ver si conseguimos que se una a niestra locura navideña y no nos mande a la porra hahah ;P

      Elimina
  2. Mi niña tiene mucha imaginación le encanta !!
    Inma.

    ResponElimina
  3. qué cosas más monas y entretenidas ehh! y en invierno apetece mucho más hacerla, y más ésta! jeje

    ResponElimina
    Respostes
    1. Si! La verdad es que la estación acompaña mucho, un chocolatito caliente y ha crear! :D

      Elimina